martes, 7 de abril de 2015

Museum Jorge Rando, Exposición "Horizontes verticales"






L.M.A.


La exposición acoge 22 óleos y dibujos que recorren la intensa relación que Jorge Rando mantiene con la naturaleza a través de su ciclo de Paisajes, en el que rompe con las directrices de la horizontalidad. 

Surge la filosofía en su pintura con el sino indefectible de la espiritualidad.  Necesita el pintor retornar al lugar donde siempre encuentra intensidad artística y humana, la naturaleza, para presentarla al observador como un ente propio, reclamando su identidad a través de la conceptualidad de su pintura, no del artista sino de quien la observa.  

Aquí tienes el espacio, el paisaje te espera, el concepto lo pones tú. 

Manchas de color y líneas verticales… un paisaje. Se enfrenta el artista a esa batalla constante entre la mancha y la línea, reflejo de la lucha interior del pintor ante el lienzo en blanco. Sin olvidarnos de la luz. Jorge Rando hace suya la naturaleza, la siente  y la libera creando árboles que no son árboles, profundidades que surgen de la perpendicularidad, manchas de color que estallan como fulgores dispares. Son Paisajes en el espacio. La pintura tratando de eternizar la naturaleza… 

Los Paisajes de Jorge Rando demandan contemplación, esa aptitud que traspasa la mera visión exterior, la que utiliza el pintor  para crear y que nos demanda  para internarnos en sus Nuevos Horizontes. 

Contemplemos los paisajes de pie, erguidos. Dejemos que nuestras raíces nos sostengan como sostienen a los árboles de los bosques y cuando nos tumbemos a descansar, que el horizonte sea vertical. 




El arte de Jorge Rando, la naturaleza de sus Paisajes, su rebelde concepto en el que sus horizontes se crean mediante líneas verticales. Es su arte el expresionismo del siglo XXI, el que demanda la espiritualidad en la pintura. Ese pintor que se siente  instrumento del Arte en su sueño de tornar en visible lo invisible. Es la propia evolución espiritual del pintor la que puede llevar lo más cerca posible a la Creación.

Nos invita el artista a recorrerlo a través de un sendero de Paisajes y como él mismo nos dice el artista es el que debe restablecer en este siglo los vínculos rotos entre concepto y creación. 

Darle vida a la materia… sueña el artista.