sábado, 27 de mayo de 2017

Concierto de “Sonidos de Tierra Ensemble”, flauta, trombón y cello







Julia Sáez-Angulo
Fotos: Zapisek y Reviriego


            27/05/17 MADRID .- Un concierto de “Sonidos de Tierra Ensemble”, flauta, trombón y cello h tenido lugar en Madrid, bajo el patrocinio de Alicia Sancho Roda y con la presentación de Ignacio Ruiz.  Mariaje López intervino puntualmente con un recital poético con versos de Octavio Paz o “La Primavera” de Tomás de Iriarte.

            Francisco Recuero a la flauta, Alberto Adnán al trombón de varas  y Pilar Sánchez Utrera al cello han sido los protagonistas de un concierto variado, ameno y muy aplaudido en la tarde del sábado 27.

            El repertorio abarcaba música medieval con las Cantigas de Alfonso X el Sabio, y renacentista inglesa y española del tiempo de los Reyes Católicos, además de composiciones musicales del músico Francisco Recuero. Entre los títulos: Benedicat vobis de Haendel/Mason; Ay, linda amiga, anónimo; Canticorum Jubilo, de Haendel; de La flauta Mágica de Mozart; Verdi Prati de Haendel; Ombra mai-fu, de Haendel, o Due Pupille Amabili, de Mozart.

            De Francisco Recuero las siguientes obras: Huellas, Sonidos de la Tierra y Penumbra.

            Entre los asistentes: los pintores Isabel de la O; Mercedes Ballesteros; Adriana Zapisek y Pablo Reviriego. También la poeta Rosario de la Cueva.

           


Donna León, autora de “Restos mortales”, novela sobre la destrucción de la naturaleza y de los hombres, publicada por Seix Barral








Julia Sáez-Angulo

            Donna León es una de las novelistas más leída en todo el mundo. Es autora de un reciente libro Restos mortales, novela sobre la destrucción de la naturaleza y de los hombres, publicada por la editorial Seix Barral. La autora es premio Pepe Carvallo 2016.

            Los delitos contra el medio ambiente son más frecuentes de lo que creemos, ahí están los casos de empresas automovilísticas que engañan sobre el porcentaje tóxico de sus vehículos, los residuos radiactivos en el sur de Italia por empresas mafiosas de basuras, delito que h a llevado al aumento del cáncer sobre todo en los niños.

            “Estamos perdiendo el planeta”, declara Donna León (Nueva Jersey, USA, 1942) y su novela Restos mortales denuncia esta situación. El cambio climático es una realidad por encima de la conducta humana, pero es cierto que la conducta humana influye también sobre ese malestar para el hombre, por lo que hay que educarlo para que su pequeña medida también influya.

            En Restos mortales, el comisario Brunetti –al que tantos lectores “adoran” y siguen en sus andanzas detectivescas- investiga un crimen contra el medio ambiente, al tiempo que comunica información y despierta interés por el tema. Los Ángeles es la ciudad en que se desarrolla la acción y la narradora nos entrega una ciudad viva, con belleza y bajos fondos al mismo tiempo.

            La novela negra es el género literario que nos devuelve la realidad en toda su crudeza. Restos mortales es un friso impresionante de la condición humana en sus intereses y crueldades, en sus contradicciones crecientes. Hombres y mujeres cotidianos y/o marginales.


            Restos mortales es una de las novelas que se deben comprar en la Feria del Libro de Madrid en el parque del Retiro. Los lectores no se arrepentirán de adquirirlo y menos de leerlo.



Nuno Júdice lee su poema «A condição humana» ante el Micro de la Feria




L.M.A.

27.05.17 .- Nuno Júdice ha inaugurado la edición de este año del MICRO DE LA FERIA con la lectura de su poema «A condição humana». Agradecemos al poeta y a la Editorial Pre-Textos el permiso para reproducir el poema y la traducción del mismo, debida a Juan Carlos Reche. 

TENHO nas mãos a condição humana, os fios / de pólen que as abelhas deixaran cair nas mesas / dos cafés, um peso de angústia que não chega / para equilibrar um grão de pó na balança / do ser. Pudesse eu amassá-la como se faz à farinha, / dar-lhe a consistencia do pão que vai ao forno, / e tirá-la ainda quente, na pá do poema, para a distribuir / à mina volta. Quantas fatias de condição / humana se poderian cortar! Os homens / levá-las-iam nos bolsos, ainda fumegantes, / escondendo-as dos pendintes; e os pássaros /apanhariam os restos, com os seus bicos exangues / de um voo inversal. Mas ponho o pão à mina / frente, e deixo-o arrefecer, vendo a condição humana / evaporar-se como o fumo. «Para que queres o pão?», / perguntam-me. Abri-lo-ei à noite; e comê-lo-ei / frio, saboreando a dura côdea da condição humana.

TENGO en las manos la condición humana, los granos / de polen que las abejas dejaron caer en las mesas / de los cafés, el peso de una angustia que no basta / para equilibrar un poco de polvo en la balanza / del ser. Si pudiera yo amasarlo como se hace con la harina, / darle la consistencia del pan que va al horno, /y sacarla aún caliente, en la pala del poema, para darla / yo por ahí... ¡Cuántas rebanadas de condición / humana se podrían cortar! Los hombres / las llevarían en los bolsillos, aún humeantes, / escondiéndolas de los mendigos; y los pájaros /cogerían los restos, con sus picos exangües /por un vuelo invernal. Pero pongo el pan delante / de mí, y lo dejo enfriar, viendo la condición humana / evaporarse con el humo. «¿Para qué quieres el pan?» / me preguntan. Lo abriré esta noche y lo comeré / frío, saboreando la corteza dura de la condición humana.

Ariel cumple 75 años
“La digitalización, por ejemplo, la llevada a cabo por Google Libros, nos pone en contacto con una inmensa colección de obras del pasado y, al mismo tiempo, con la producción editorial contemporánea. Por eso, el problema hoy, en tiempos de abundancia, cuando tenemos a nuestro alcance las obras actuales y el acervo del pasado, radica en elegir qué leer”. Con estas palabras el lingüista, editor, traductor y escritor José Antonio Millán definió las ambigüedades del espacio que habita actualmente el lector, deslumbrado por la formidable e inédita posibilidad de acceso a un inmenso catálogo bibliográfico propiciada por las nuevas tecnologías, y, por otra parte, desbordado e incluso desorientado ante esa descomunal oferta. Millán, autor de Perdón, imposible, participó esta tarde junto a Ignacio Morgado, director Institut de Neurocièncias de la Universitat Autònoma de Barcelona, y el escritor y pedagogo, José Antonio Marina, en la mesa redonda organizada por Ariel bajo el título “La lectura: memoria y futuro” y que se celebró en el Pabellón Bankia de Actividades Culturales con motivo del 75º aniversario de la editorial. 

Un clamor feminista: un “cuarto propio” para la Biblioteca de mujeres
En 1985 la bibliotecaria y documentalista Marisa Mediavilla Herreros creó la Biblioteca de Mujeres que hoy, tres décadas después, reúne más de 30.000 volúmenes de estudios y ensayos feministas, femeninos y misóginos, biografías, obras de creación artística y literaria, además de literatura gris, revistas y colecciones especiales como agendas, calendarios, carteles, folletos, sellos, pegatinas, tarjetas, tebeos, chapas… Todo ese material “ahora duerme en los sótanos del Museo del Traje”. Solo una parte de este depósito es consultable. Esta mañana, en el Pabellón Bankia de Actividades Culturales, Mediavilla, Premio Leyenda 2016 que concede el Gremio de Libreros de Madrid, insistió en la necesidad de mantener activa la campaña que reclama un espacio propio para esta biblioteca. “¿Tiene hoy sentido una biblioteca de mujeres? Sí, el mismo que tenía en 1985 cuando la creé”, afirmó rotunda antes de recordar los ejemplos de bibliotecas de características similares existentes en Londres o Amsterdam, también la de París, fundada en 1932. “Todas continúan funcionando con los mismos objetivos con que nacieron: promover el conocimiento de las mujeres que nos han precedido, preservar su obra y promover la investigación para conseguir una historia que abandone los tradicionales parámetros antropocéntricos”. Al acto reivindicativo se sumaron muchas mujeres: vestían capelinas rojas, en homenaje de la novela distópica El cuento de la criada, de Margaret Atwood, en la que las mujeres pierden su voluntad, y portaban cajas rotuladas con los nombres de, entre otras muchas, Emma Goldman, Emilia Pardo Bazán, Margarita Nelken, Carmen de Burgos, Virginia Woolf, Rosa Chacel, Ana María Matute o Kate Millet. Todas, mujeres en busca de un “cuarto propio” para conservar sus obras.


Eduardo Lourenço: “Vivimos un tiempo indiferente a la historia, un anti-tiempo europeo”






L.M.A.


“El tiempo de la Humanidad, que no fue tan humano como lo habíamos soñado, ya estaba agotado cuando terminó el siglo XX. Los relojes donde leíamos un destino con rostro aún humano pararon al mismo tiempo en una aldea de Polonia y en una ciudad de Japón. Este acontecimiento no fue como la batalla de Waterloo o la invención de la máquina de vapor, momento de historia e Historia, sino otra especie de tiempo, una eternidad vacía, modelo de todo el tiempo futuro de ojos inútilmente abiertos. El horror puro e invisible”. Estas palabras son del filósofo, ensayista y poeta Eduardo Lourenço, quien esta tarde ha dictado la conferencia inaugural de la 76ª Feria del Libro de Madrid en el Pabellón Bankia de Actividades Culturales. Lourenço convirtió su intervención en una decidida defensa de los valores del humanismo y una llamada de atención sobre los valores que animan el mundo en el comienzo del tercer milenio.

“Aceptamos ahora -recordó Lourenço- que no procedemos de ningún paraíso perdido del que hayamos sido expulsados, aceptamos que no estamos destinados a ningún más allá que mágicamente nos lo devuelva. Debemos vivir la leyenda como la verdad y la verdad como un sueño para siempre aplazado. Sólo así entraremos en el tiempo donde ya estamos, un tiempo donde el ídolo de la Historia, que durante siglos tomamos por Dios o por su ángel ambiguo, dejó de emitir señales. La inocente fórmula anarquista ni dios, ni amo no escandaliza ni sorprende a nadie, es una carta de visita que recibimos en la cuna antes de abrir los ojos en la caverna celeste de la televisión donde noche y día reciclamos éxtasis y terrores virtuales que nos afectan menos que los de la antigua vida inscrita en el círculo de la muerte, infierno e paraíso”. En opinión del autor de El laberinto de la saudade, ahora “estamos obligados a inventar una imagen de nosotros mismos como si nunca la hubiésemos tenido. Ni bárbaros, ni griegos, ni paganos, ni cristianos, ni hijos de la razón, ni íntimos de las tinieblas, ni vencedores ni vencidos de combates de siglos, nos volvemos, de repente, personajes de juegos de vídeo, ni más ni menos reales que los de las aventuras intergalácticas”.

El escritor luso añadió: “Sin más Dios que su ausencia vivida como una fiesta, no por eso dejamos de ser simulacros, ahora de nosotros mismos. Simulacros virtualmente eternos, clones del dios que no somos, multiplicando sin fin nuestro esplendor de mortales que tanto habíamos anhelado. Sin la ironía bíblica, nos tenemos que habituar a ser como dioses, no por recibir la existencia y el sentido de Otro, nuestro semejante inaccesible, sino por poder reproducir, como andy warhols sarcásticos, nuestra vida reducido a imagen de sí misma”.

El discurso de Lourenço se oscureció al sostener: “Las propias víctimas sueñan con estas Las Vegas planetaria que las deja menos solas en sus infiernos, sin otros Dante que los fotógrafos”. Y concluyó: “Con el fin de un tiempo como Historia, y memoria, es el sujeto cultural el que desaparece. En este fin de milenio y comienzo de otro, elespíritu del mundo se llama América, que sólo tiene tres siglos de memoria ritualizada. Para ella todo lo demás es fábula, como lo habían sido para nosotros Grecia o Roma, antes de asumirlas como nuestras a través de un viaje voluntario a través de sus libros resucitados”. El fin de la historia, según el diagnóstico de Fukuyama, es “el fin del paradigma europeo y el inicio de otro indiferente a la historia como construcción intencionadamente universal y concretamente europea”. Pero Eduardo Lourenço esto “no debe escandalizarnos”: “Debemos aprender a vivir en este nuevo tiempo donde la voluntad de poderío europeo, en todos los órdenes, no regula todos los relojes del mundo, si alguna vez lo hizo. Pero no debemos olvidar que, en cuanto tal, el tiempo americano es un tiempo de nuevo tipo que desconoce la inquietud que San Agustín comunicó a la temporalidad cristiana. En ese sentido, es un anti-tiempo europeo”. 


Nuno Júdice presenta Húmus, de Raúl Brandão
El poeta luso Nuno Júdice presentó esta tarde una reedición, realizada especialmente por el Ayuntamiento de Oporto con ocasión de la Feria del Libro de Madrid, de Húmus, de Raúl Brandão. Júdice celebró la oportunidad que se ofrece a los lectores españoles para descubrir esta obra, de cuya primera edición se cumplen ahora cien años y que, en su opinión, “también deberían redescubrir los portugueses”. Asimismo, recordó las opiniones encontradas que expresaron las primeras críticas: “No deben de extrañar: la obra proponía una renovación estética de la literatura y la osadía de estas propuestas siempre llega acompañada por la palabra escándalo”.



viernes, 26 de mayo de 2017

Pilar del Río recoge el premio Luso-Español de Arte y Cultura 2016



·    Los Ministros de Cultura de España y Portugal le han hecho entrega del premio
·    Dotado con 75.000 euros, el galardón reconoce contribuciones significativas al reforzamiento de los lazos entre los dos países
·    El acto ha coincidido con la inauguración de la Feria del Libro de Madrid, que tiene este año a Portugal como país invitado



L.M.A.

26-mayo-2017.- El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y el presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, han hecho entrega hoy en la Biblioteca Nacional de España del premio Luso-Español 2016 a la escritora española Pilar del Río. 
 
El galardón le ha sido concedido por unanimidad a Pilar del Río por su trabajo “como creadora y presidenta de la Fundación Saramago, dedicada a la defensa de los derechos humanos, la promoción de la literatura portuguesa y el intercambio de la cultura portuguesa, española y latinoamericana". La decisión del jurado también se ha basado en el reconocimiento del "amplio trabajo intelectual como periodista, traductora y promotora de la cultura luso-española. Ella misma y la Fundación que dirige, encarna el espíritu y los valores de la fraternidad portuguesa-española".
 
La entrega de este premio, que otorgan ambos países con carácter bienal, coincide hoy con la inauguración de la Feria del Libro de Madrid, que tiene este año a Portugal como país invitado.

El premio Luso-Español de Arte y Cultura fue creado en 2006 con carácter bienal para premiar la obra de un creador en el ámbito del arte y la cultura en cualquiera de sus manifestaciones, e incrementar la comunicación y cooperación cultural entre España y Portugal. Dotado con 75.000 €, reconoce contribuciones significativas al reforzamiento de los lazos entre los dos países y un mayor conocimiento recíproco de la creación en sus distintas facetas.


Biografía
Pilar del Río Sánchez (Castril, Granada, 1950) es periodista y traductora. Inició su carrera profesional en la emisora Sevillana La Voz del Guadalquivir y en la revista Triunfo. También ha trabajado en Televisión Española de Andalucía y ha colaborado con medios como Canal Sur y la Cadena Ser.

En 1988 se casó con José Saramago, pasando a ser la principal traductora de las obras del escritor del portugués al español, trabajando con distintas editoriales españolas, como Aguilar o Alfaguara, entre otras.

Tras el fallecimiento del escritor en 2010, Pilar del Río creó la Fundación José Saramago en Lisboa, donde estableció su domicilio hasta la actualidad, a la vez que adquirió la nacionalidad portuguesa. En ese año se estrenó el documental José y Pilar, dirigido por Miguel Gonçalves Mendes, que trata sobre la vida del escritor y su mujer.

La Fundación José Saramago tiene como objetivos la defensa de los Derechos Humanos y la elaboración de la urgente Declaración Universal de Deberes Humanos. En el ámbito cultural, la Fundación promueve el fomento de la lectura, el conocimiento de la literatura portuguesa y el intercambio con otras culturas.

Jurado
El fallo del Premio corresponde a un jurado de seis miembros (tres de nacionalidad española y tres de nacionalidad portuguesa), designados entre personalidades de reconocido mérito cultural.

En esta edición el jurado ha estado compuesto por los portugueses Joao Fernandes, subdirector del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía; Nuno Júdice, escritor y poeta; y J. Bragança de Miranda, profesor de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Nova de Lisboa. Procedentes de España, integran el jurado Ana Santos Aramburo, directora de la Biblioteca Nacional de España; Juan Cruz, periodista y escritor, y José Pascual Marco Martínez, director general de Industrias Culturales y del Libro.

Histórico de galardonados
2006             Jose Bento (poeta y traductor) de nacionalidad portuguesa.
2008             Perfecto Cuadrado (profesor y escritor) de nacionalidad española.
2010             Álvaro Siza Vieira (arquitecto) de nacionalidad portuguesa.
2012             Carlos Saura (cineasta) de nacionalidad española.
2014             Lidia Jorge (escritora) de nacionalidad portuguesa.

2016             Pilar del Rio (escritora) de nacionalidad española.